ANIMALES EN LA 2ª GUERRA MUNDIAL: EL GATO OSKAR/SAM

Oskar fue un gato que comenzó la guerra como miembro de la Kriegsmarine nazi y la terminó en la Royal Navy británica… llamándose Sam.

Oskar/Sam sobrevivió al hundimiento de tres buques durante la Segunda Guerra Mundial. Primero, como Oskar, primero sirvió en el famoso y temido acorazado Bismarck. El 27 de mayo de 1941 el Bismarck fue hundido y sólo 118 de los 2.200 miembros de la tripulación alemana sobrevivieron a la batalla naval. Después, cuando el destructor británico HMS Cossack inspeccionó el lugar del hundimiento, alguien vio a Oskar flotando en una tabla en el agua.

Unsinkable SAM

Ahora sirviendo a bordo del HMS Cossack, la vida de Oskar volvió a la normalidad como un miembro más de la tripulación. El 24 de octubre el barco fue torpedeado en el Mediterráneo por el submarino alemán U-563. La explosión mató 153 marineros. La tripulación intentó reparar los daños, pero el tiempo no era muy bueno, con un gran oleaje. Tres días después el Cossack se hundió. Oskar fue llevado a tierra en Gibraltar. Viendo que ya había sobrevivido a dos naufragios,  se le cambió el nombre por el de “Unsinkable Sam” (Sam el insumergible).

SAM con un marinero

En Gibraltar encontraría su nuevo destino en el buque insignia de Flota del Mediterráneo: el portaaviones HMS Ark Royal. Las ironías del destino llevaron a la antigua mascota del Bismarck al buque desde el que despegaron los biplanos Fairey Swordfish que torpedearon al acorazado alemán, destruyendole el timon y sellando su destino.  Pero el 14 de noviembre de 1941, volviendo de Malta, el HMS Ark Royal fue torpedeado por el U-81. El portaaviones en principio pudo ser remolcado hacia Gibraltar, pero al final el barco se escoró demasiado y se hundió. Esta vez toda la tripulación fue salvada, excepto un marino. Sam fue encontrado, una vez más, flotando en una tabla, bastante enfadado pero sano y salvo.

Los barcos de SAM

Una vez en Gibraltar, fue destinado a las oficinas del Gobernador. Posteriormente fue mandado a Irlanda del Norte donde vivió el resto de su vida en el “Hogar del los Marineros” en Belfast. Sam murió en 1955. En el National Maritime Museum de Greenwich existe un óleo de Oskar, el gato del Bismarck realizado por la pintora Georgina Shaw-Baker.

SAM, inmortalizado en un cuadro

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *